A las puertas del cielo llegaron un día cinco viajeras. 

¿Quiénes son ustedes? les preguntó el guardián del cielo. 

Somos, contestó la primera, la Religión...

La Juventud..dijo la segunda,

la Comprensión... dijo la tercera, 

la Inteligencia... dijo la siguiente,

la sabiduría.. dijo la última. 

¡¡Identifíquense!! ordenó el cancerbero. 

Y entonces... la Religión se arrodilló y oró,

la Juventud se rió y cantó,

la Comprensión se sentó y escuchó,

la Inteligencia analizó y opinó,

y la Sabiduría... contó un cuento.

(Anthony de Mello)